Palabra: estudio económico

La economía boliviana podría haberse contraído hasta 7,4% el 2020, según informe de Torino Economics

La pandemia en Bolivia, la caída de inversiones, exportaciones y el consumo privado serían los factores principales de esta “drástica contracción”, mencionó el estudio. Además, de la evolución ascendente de las deudas interna y externa que, en total, posiblemente alcance el 60% del PIB.

En un informe denominado “Bolivia ¿Pragmatismo a la vista?”, Torino Economics, realizó un análisis de los primeros meses de gestión del Gobierno de Luis Arce, que tiene un vital desafío de lograr la reactivación económica, tras un 2020 golpeado por el impacto del covid-19.

La consultora, que tiene sede en New York, Estados Unidos (EEUU), cifra la contracción de la economía de Bolivia en cerca del 7,4% en el 2020, como consecuencia de la pandemia y la drástica caída de la inversión (-21,7%), de as exportaciones (-19%) y del consumo privado (-7,9%).

“No obstante, para 2021, la economía debería retomar la senda de crecimiento económico con un impulso mucho mayor de la inversión (18%), de las exportaciones (10,7%) y del consumo privado (8,1%)”, apunta el informe.

Para Torino Economics, el gabinete de Arce tiene un enfoque más técnico y pragmático, comparado con el equipo de trabajo de la gestión de Evo Morales, pero aún no abandona, del todo, el modelo basado en el rol predominante del Estado dentro de la dinámica económica.

Pese a la reciente devolución del préstamo del Fondo Monetario Internacional (FMI), el informe señala que Arce ha puesto su mirada hacia el endeudamiento externo, “mientras asume el desafiante camino para abatir los déficit fiscal y comercial (los llamados déficits gemelos), así como la reactivación de la economía”.

Bolivia registra un importante crecimiento de la deuda pública (interna y externa) registrado en los últimos años, especialmente en el 2020, producto de los préstamos obtenidos para atender la emergencia de la Covid-19. Torino Economics afirma que es posible que la deuda pública bruta haya alcanzado el 60% del PIB.

En contrapartida, los ingresos por las exportaciones de gas (principal producto de exportación de Bolivia) han caído en 68%, pasando de $us 6.113 millones a $us 1.980, entre el 2013 y el 2020.

Este panorama ocasionó que calificadoras de riesgos como S&P Global Ratings, Moody’s y Fitch Ratings rebajen la calificación crediticia de Bolivia, tomando en cuenta la erosión material de las reservas fiscales y cambiarias y vaticinando un deterioro en las perspectivas de crecimiento del país, menor generación de ingresos públicos y menores ganancias de divisas en un contexto de demanda relativamente débil del sector de hidrocarburos y una persistente incertidumbre política.

No obstante, el informe detalla que el actual esquema de deuda resulta favorable con tasas de interés relativamente bajas, así como un perfil de vencimientos manejable en los próximos años, que se ubicaría en torno al 2,2% del PIB.

 

También te puede interesar:

Impuestos registra a 20.224 beneficiarios del reintegro del 5% del IVA