Palabra: INFORME ECONÓMICO

El primer semestre del 2020 las importaciones se redujeron $us 1.720 millones, según Informe Milenio

Los seis primeros meses del presente año muestran una reducción importante de las importaciones equivalente al 35,1%, debido a la crisis sanitaria que afectó fuertemente a los flujos comerciales.

El Informe Milenio sobre la Economía de Bolivia (a julio del 2020), elaborado por la Fundación Milenio, muestra el panorama económico del país luego de los sucesos del 2019 que desencadenó en el cambio de Gobierno nacional. En este sentido, se refiere a la reducción de la tasa de crecimiento del 2,2% el año pasado, muy por debajo de la alcanzada en los pasados años.

Como referencia, el documento resalta que en Bolivia, desde mediados del 2000 la economía se basó en el gasto de las rentas de las exportaciones de gas natural. Con el crecimiento de la exportación de gas al Brasil y el “fuerte” incremento de los precios del petróleo, el país se benefició con el ingreso de importantes recursos provenientes de las rentas del gas.

Pero, con la caída de los precios de los hidrocarburos a finales de 2014, las rentas de hidrocarburos cayeron fuertemente, pero el gasto del sector público no se redujo de a misma magnitud. El 2019 siguió esta tendencia. Aún cuando el déficit en cuenta corriente se redujo, este continuó en un nivel insostenible en el mediano plazo.

A todo este escenario se suma la crisis sanitaria generada por la pandemia del Covid-19, que empieza a sentirse con fuerza a partir de finales del primer trimestre de este año. “El país requiere entonces urgentemente gestionar y destrabar el acceso a recursos externos para poder paliar la crisis sanitaria que atraviesa”, resalta el informe.

El efecto de la crisis sanitaria

El Informe Milenio registró que la crisis sanitaria por el Covid-19 afectó en el presente año de manera enérgica a los flujos comerciales. Ante el surgimiento de la pandemia, el único recurso para mitigarla que encontraron la mayoría de los países fue la imposición de cuarentenas, que afectaron la producción y comercio de bienes y servicios.

En este sentido, para el primer semestre del 2020, las exportaciones registraron una caída del 25%. Las exportaciones de minerales se contrajeron en 38%, los hidrocarburos en 17% y los productos no tradicionales en 9%.

Los seis primeros meses del presente año muestran una reducción importante de las importaciones equivalente a $us 1.720 millones (35.1%).

Salvo el rubro alimenticio, las diferentes categorías muestran en el primer semestre una reducción importante en el valor importado con relación a los primeros meses del pasado año. Aún cuando las reducciones son importantes en todos los rubros, sobresale la caída en las importaciones de combustibles y lubricantes, $us 579 millones (68%).

“La cuarentena, que significó la paralización del país por un período significativo de tiempo, y la reducción de la actividad económica se ven reflejadas en las menores importaciones”, indica el Informe.

Exportaciones de bienes

Las exportaciones de la gestión 2019 cayeron $us 173 millones (2%) en relación a los niveles alcanzados en 2018. Esto principalmente por la caída en las exportaciones de hidrocarburos que se redujo en $us 318 millones (10%) y en las exportaciones no tradicionales que cayeron en $us 106 millones (6%). Sin poder ser compensadas por el incremento en las exportaciones de minerales que crecieron $us 251 millones (6%) el 2019.

Importación de bienes

El año pasado, las importaciones totales cayeron $us 261,6 millones (3%). Esta reducción se explica principalmente por las importaciones de bienes de capital que cayeron en $us 307,4 millones (13%), la reducción en las importaciones de equipos de transporte que se redujeron en $us 141,2 millones (10%) y en menor medida en la importación de suministros industriales, $us 76,2 millones (3%). No obstante, el documento añade que las importaciones de combustibles y lubricantes se incrementaron en 18% ($us 247,3 millones).

Saldo en la balanza comercial

El Informe Milenio indica que el saldo en la balanza comercial del 2019 fue deficitario con $us 860 millones, pero 12% menor al del 2018 ($us 121 millones). “Aún cuando esta reducción es positiva, el hecho de que se daba una reducción de las importaciones mayor a la de las exportaciones es poco alentador, debido a que la caída en las importaciones muestra una desaceleración de la actividad económica”, afirma el documento.

Bienes y servicios

La balanza de bienes y servicios también fue deficitaria en 2019, pero redujo dicho déficit en $us 385 millones (18%). La mayor reducción provino por la balanza comercial de servicios, que se redujo en $us 214 millones. También contribuyó, aún cuando en menor medida, la reducción del déficit de la balanza de bienes en $us 171 millones.

Cuenta corriente

En este caso, se registró un déficit en 2019 de $us 1.362 millones. El año pasado, el déficit en cuenta corriente decreció en $us 458 millones; una reducción del 25% respecto al 2018. La caída en el balance de bienes y servicios se redujo en $us 385 millones; contribuyó también la baja del déficit del ingreso primario en $us 177 millones. En cambio, el ingreso secudnario redujo su superávit en $us 105 millones.