Agropecuaria

Palabra: Informe de gestión

Aumentó la producción de alimentos en 2020, según evaluación de Anapo

La Asociación de Productores de Oleaginosas y Trigo (Anapo), a través de su Vicepresidente, Fidel Flores, dio a conocer su evaluación de la gestión 2020, en la producción de granos de soya, maíz, trigo, girasol, chía y sorgo, que son alimentos estratégicos que garantizan la seguridad y soberanía alimentaria del país.

Aclaró que a pesar de la cuarentena sanitaria por la enfermedad del Covid-19, su sector productivo ha extremado sus esfuerzos para garantizar la producción de alimentos para los bolivianos, en coordinación con las autoridades del Gobierno Nacional y Departamental para que hubiese continuidad en la actividad productiva.

Informó que en la gestión 2020, la producción total de soya, maíz, sorgo, girasol, trigo y chia, ha sido de 5,02 millones toneladas, que significa un incremento de 15% con relación a la gestión 2019.

Este aumento en la producción fue debido a mejores condiciones climáticas que se presentaron en la campaña de invierno 2020, que contribuyeron a obtener buenos rendimientos y con ello un aumento en la producción, principalmente en maíz, sorgo, trigo y girasol, que fueron producidos en la zona Este del departamento.

El cultivo de soya producido en la campaña de verano 2019/2020 y en la campaña de invierno 2020, fue el mas afectado por las condiciones de sequía que disminuyeron sustancialmente sus niveles de productividad y por tanto la producción de este grano.

Indicó qué comparando por ciclos de producción, en la campaña de verano 2019-2020, en los cultivos de soya, maíz y sorgo, se produjo 2.405.000 toneladas, que significan un incremento de 2% con relación al verano anterior; y en la campaña de invierno 2019, se logró producir 2.618.000 toneladas de granos de soya, trigo, girasol, maíz, chia y sorgo, con un incremento de 26% con relación al invierno anterior.

Señaló que la producción total de granos en 2020, representó un movimiento económico de al menos $us 1.150 millones que fueron distribuidos en toda la cadena productiva de alimentos, y representa un incremento de 18% con relación a 2019.

Acotó que el sector productivo se encuentra estancado en la superficie de siembra en los últimos años con estos cultivos, con la siembra de 2.286.000 hectáreas sembradas, sin tener un crecimiento real que brinde mejores perspectivas para el sector.

Comentó que como sector agrícola tienen un potencial para aumentar la producción de alimentos, garantizando el abastecimiento del mercado interno y generando excedentes para las exportaciones, que permitirán el ingreso de divisas que se necesitan para la reactivación de la economía del país.

Sin embargo, es necesario concretar con el Gobierno un pacto productivo que permita tener condiciones adecuadas para aumentar la producción, que contemple, la liberación de las exportaciones, el acceso al uso de semilla genéticamente mejorada, la implementación de Puerto Busch, lucha contra el contrabando de productos agropecuarios y la seguridad jurídica para las tierras productivas.

Soya

En 2020 se logró una producción total de 2,58 millones de toneladas, que es similar a la producción obtenida en la gestión anterior, ello debido principalmente a que fueron afectados por sequía en la campaña de verano y de invierno, que ha disminuido la productividad del cultivo y por tanto ha reducido el volumen de producción de grano.

Trigo

En 2020 se ha tenido una producción total de 232.000 toneladas de grano de trigo, que representan un incremento de 33% con relación a la producción del invierno anterior.

El aumento en la producción es debido a un aumento en el área de siembra de un 8% con relación al invierno anterior y las mejores condiciones climáticas que se dieron para el desarrollo del cultivo, lo que contribuyo a una mejora en la productividad.

Girasol

En 2020 se ha tenido una producción total de 191.565 toneladas, que significó un incremento de 21% con relación al anterior invierno.

El aumento en la producción se debió a una mejora en la productividad de un 21% con relación a la campaña de invierno anterior, por las mejores condiciones climáticas presentadas.