Capital Humano

Palabra: Congreso de Gestión Humana

La cuarentena empujó a las empresas bolivianas a un cambio cultural con herramientas tecnológicas laborales

Frente a una coyuntura de pandemia mundial llena de incertidumbre, las empresas tuvieron que ajustar sus modelos esquemáticos de trabajo para afrontar el desafío de la denominada “nueva normalidad”. YPFB Andina, Bagó, Yanbal y Ferroviaria Oriental nos muestran cómo lo hicieron.

 

El Congreso Internacional de Gestión Humana - Resiliencia y Transformación Cultural, que en su versión XII fue online, se llevó a cabo del 17 al 19 de septiembre, bajo el lema “Reinventándonos para el alto desempeño” y fue organizado por la Asociación Boliviana de Gestión Humana (Asoboch), BPO Center y Human Value.

Del encuentro virtual participaron 12 speakers internacionales y tres locales. El Congreso brindó las herramientas necesarias para la reinvención de los profesionales en gestión y talento humano, en un escenario de transformación mundial direccionado al ámbito digital.

Tal es el caso de YPFB Andina, empresa que mantiene sus procesos en una continuidad operativa, siendo productora de petróleo y gas, con alrededor de 18 áreas distribuidas a escala nacional y 300 pozos en operación. “Al ser un servicio de utilidad pública se sumaron los desafíos a esta continuidad operativa. Tuvimos que hacer una recopilación de experiencias anteriores a situaciones similares en diferentes partes del mundo para adecuar a nuestro esquema laboral”, explicó su gerente general, Yussef Akly.

La labor de producción y distribución de Bagó Bolivia, en esta cuarentena, continuó sin mayores problemas debido a la aplicación de tres escenarios de trabajo: presencial, teletrabajo y mixto. En palabras de su gerente general, María Reneé Centellas Guevara, “somos la industria que no se detuvo y no lo hará. En esta cuarentena los más de 600 miembros en todo el país nos hemos apoyado para salir adelante”.

De acuerdo con Cecilia Zelaya, gerente general de Yanbal Bolivia, para que su empresa se mantenga vigente dentro del escenario de pandemia mundial, se tuvieron que reforzar las acciones de comunicación, salud y confianza de sus colaboradores.

“Llegó para quedarse”, dijo Akly, en referencia a la modalidad de teletrabajo y agregó que cada empresa, a diferentes tiempos, tiene que adaptarse a esta nueva realidad virtual. YPFB Andina tuvo que adelantar todo el proceso tecnológico mediante la incorporación de software y el equipamiento del personal para mantener la interacción desde casa.

De la misma manera, el gerente general de Ferroviaria Oriental, Ricardo Fernández, mencionó que esta modalidad laboral es efectiva de ahora en adelante, especialmente en las ciudades mas grandes donde el congestionamiento vehicular es un problema y los costos de alquiler de oficinas son más altos.

“Es importante el trabajo que venimos realizando con toda esta transformación cultural, la generación de herramientas digitales y acompañar a nuestros colaboradores en este proceso”, agregó Zelaya y coincidió con los demás en que por medio del teletrabajo, hoy las áreas de la empresa se comunican con mayor facilidad y en tiempo récord.