Banca & Finanzas

Palabra: EDICIÓN IMPRESA

La banca digital despega como un aliado de la salud

La cuarentena ha tenido efectos en la inclusión financiera y ha inducido a muchos clientes de la banca a hacer uso de las plataformas digitales y sus aplicaciones web y móviles.

 

La pandemia del COVID-19 se ha convertido en un riesgo sin precedentes en el escenario internacional durante este 2020, pero de manera indirecta masificó el uso de la banca por internet. Según la última investigación realizada por Americas Market Intelligence en asociación con Mastercard, 40 millones de personas en América Latina se han bancarizado en los últimos cinco meses.

Este objetivo no se puede lograr  simplemente otorgando a los consumidores acceso a diferentes productos. A raíz de la pandemia la falta de inclusión financiera se hizo más evidente, pero de alguna forma también impulsó a las personas a “digitalizarse” haciendo uso de servicios bancarios de forma online. El COVID-19 obligó a que la sociedad en completo estuviera en línea. Dado que las condiciones de cuarentena obligaron a millones de consumidores a adoptar comportamientos digitales por primera vez, incluyendo el comercio electrónico y la banca, la pandemia representa claramente una oportunidad sin precedentes para transformar el estado de las finanzas digitales en América Latina, brindando nuevas posibilidades a la población más vulnerable de la región.

En el país, la cuarentena ha tenido efectos en la inclusion y ha inducido a muchos clientes y usuarios de la banca a hacer uso de las plataformas digitales y sus aplicaciones web y móviles puestas a disposición de los clientes para evitar acudir a las entidades y exponerse a riesgos de salud innecesarios. La gente se animó a interactuar con estas plataformas digitales y ganó confianza para realizar sus operaciones.

Para la Asociacion de Bancos (Asoban), es un avance muy importante porque en adelante, seguramente, continuarán haciendo uso de estos servicios, reduciendo el uso de efectivo y precautelando su seguridad física, no solo frente a riesgos propios de la pandemia, sino también a los riesgos de transportar efectivo, como los robos, asaltos o pérdidas; cuando existen los mecanismos para realizar pagos, giros y transferencias de manera electrónica, segura.

También es importante mencionar el aumento de las transacciones y montos realizados a través de $imple, pago móvil. A julio de 2020 se realizaron más de 100.000 transacciones por un monto de $us 7,9 millones, denotando un continuo aumento mes a mes, situación que muestra que cada vez existe más confianza por parte de público para realizar transacciones digitales.

$imple, pago móvil, se constituye en una alternativa efectiva para realizar cobros y pagos a través del uso del código de respuesta rápida QR (quick response). La gran ventaja de este medio de pago es que, al momento de realizar una transferencia electrónica, no se requieren más datos que los básicos para efectivizar el pago, obviando otros datos como por ejemplo el número de cuenta, el carnet de identidad, el NIT, entre otros; con Simple, pago móvil sólo se requiere de la generación del código QR, disponible en las aplicaciones móviles de todos los bancos, y su posterior lectura por parte del otro usuario para realizar el pago del monto correspondiente.

Las inversiones han sido realizadas por cada entidad bancaria en función de los servicios que hayan sido incorporados y/o actualizados para mejorar la experiencia del cliente. Uno de ellos y que cobró gran importancia en este periodo de crisis sanitaria ha sido el adecuar las plataformas de servicios de los bancos para el pago de todos los bonos sociales, hecho que ha tenido gran aceptación a nivel nacional.

Seguridad financiera

La banca digital goza de todos los estándares de seguridad requeridos para la realización de transacciones a través de los canales digitales. Estos avances se observan desde hace varios años atrás, permitiendo que las personas y empresas realicen transacciones entre cuentas de la misma entidad (intrabancarias), interbancarias, pagos de servicios básicos, planillas, impuestos y otros servicios.

A lo largo de la cuarentena, las entidades bancarias fueron adaptando sus servicios a las necesidades de los consumidores financieros, particularmente en cuanto a ampliación de montos, activación de servicios y banca móvil y banca por internet, actualización de datos, entre otros; reduciendo de ese modo el tiempo de servicio bajo condiciones de seguridad para los consumidores financieros.

Los servicios que tuvieron mayor demanda son los referidos al sistema de pagos, con la facilidad de realizar transferencias de fondos de una cuenta a otra, de un banco a otro y a nivel nacional; cobrando el publico usuario cada vez más confianza y práctica para realizar estas transacciones.

A julio de 2020 las transacciones interbancarias registraron un crecimiento de 69% en relación a similar periodo de 2019, superando los 12 millones de transacciones. No obstante, en términos de volumen transado se observó una caída de 9%, que responde a la contracción de la actividad económica. Por tanto, es notorio un mayor uso de los canales digitales y si bien hubo una reducción en los montos transados, vemos que nuevamente retornamos a los niveles observados en periodos normales.

Se muestra que la mayor cantidad de transacciones corresponden a las transferencias, tanto intrabancarias como interbancarias; es decir depósitos que las personas y empresas realizan a otras cuentas, sean propias o de terceros, reemplazando de ese modo la necesidad de apersonarse a una agencia física de los bancos, sin requerir hacer filas, reduciendo de ese modo el tiempo de servicio, costos de traslado, bajo altos estándares de seguridad, desde la comodidad de su hogar u oficina.

De acuerdo con el boletín mensual del sistema de pagos nacional y de liquidación de valores del Banco Central de Bolivia (BCB), respecto a las emisiones entre enero y junio de esta gestión, las operaciones de pago con tarjetas electrónicas alcanzaron Bs 2.177 millones, unos Bs 330 millones más de lo registrado en similar periodo de 2019, cuando se alcanzó los Bs 1.847 millones.

El ente emisor del país reporta que las operaciones con billetera móvil también se incrementaron en el mismo periodo en 9%, de Bs 350 millones a Bs 381 millones. En tanto, el informe añade que el valor de las operaciones con cheques disminuyó en 12%, de Bs 49.323 millones a Bs 43.405 millones.


BCP, con nuevos servicios digitales

Los servicios digitales del BCP cuentan con estándares internacionales de ciberseguridad que permiten minimizar los riesgos o realizar la detección de anormalidades con la anticipación suficiente antes que se genere un problema.

“Este es un camino sin retorno, cuyos resultados han merecido reconocimientos como el que nos hizo este año la prestigiosa revista financiera, Global Finance, que distinguió al BCP como el mejor banco digital de consumo de Bolivia”, señaló Rodrigo Valdez, gerente de División de Transformación Digital y Experiencia al Cliente.

El itinerario que ha recorrido el BCP cuenta con varios hitos: desde la primera tarjeta de débito del mercado, pasando por el Token en dispositivo o virtual, la plataforma de Banca por Internet, Banca Móvil, la cuenta 100% digital, con tarjeta virtual, los DPFs digitales y los créditos en línea, que marcaron tendencia en el sistema financiero.

Se destacan los cambios y la mejora de las funcionalidades de aplicaciones que son resultado de una co-creación con el cliente y los laboratorios de experiencia XLAB, una alternativa tecnológica responde a las expectativas de los usuarios, especialmente en el 2020.

En los últimos 10 meses, el crecimiento de las transacciones digitales en el BCP fue del 167%, con más de 48 millones de operaciones de ese tipo en el período, lo que demuestra que nuestro desarrollo tecnológico acompañó las necesidades y urgencias de la gente en un período crítico como el de la cuarentena.

“El BCP esta un paso adelante gracias a que invertimos en tecnología “on boardings digital” (biometría, pruebas de vida y scores) por los productos o venta digitales, en herramientas de ciberseguridad, infraestructura tecnológica, crecimiento de nuevos squads en el laboratorio de innovación, consultorías y evaluaciones sobre la estrategia en transformación digital, entre otros”, destacó el gerente de Transformación Digital y Experiencia al Cliente.


Banco Económico robustece su banca digital

En la cuarentena, Banco Económico implementó servicios digitales, como la apertura de la Cuenta Premium Digital; el Efectivo Móvil, que no es otra cosa que enviar giros a destinatarios sin cuentas de ahorro ni tarjetas de débito; se ha mejorado el proceso para habilitar la Banca por Internet y Banca Móvil remotamente; se llevó a cabo una alianza con Pedidos Ya para que nuestros clientes de tarjetas de crédito puedan realizar ahorros en su delivery. Además, se puso a disposición de los clientes las Tarjetas Personalizadas de débito que vienen impresas con una fotografía personal.

Las plataformas cuentan con las respectivas certificaciones de seguridad y varios sistemas de validación de identidad como transaccional.

Se incrementó un 24,1% las operaciones digitales a septiembre de este año comparado con septiembre del año pasado. Así mismo, se han equiparado las transacciones en ventanilla y digitales, una clara señal de que los clientes realizan mucho más transacciones digitales, ya sea desde su banca móvil o desde la banca por internet. 


 

BancoSol, tecnología para sus clientes

Para BancoSol una de las estrategias más importantes ha sido brindar a 100 de sus clientes una página web que les permita relanzar sus negocios en internet y donde pueden vender productos y servicios dentro y fuera del país.

La entidad presentó un notorio incremento en el uso de los canales digitales. “En los primeros tres meses de la cuarentena, nuestras operaciones a través de plataformas digitales se habían incrementado en 47%”, indicaron. Las operaciones más frecuentes son las consultas de saldo, las transferencias y en los últimos meses, las transacciones con pago Simple vía código QR han comenzado a masificarse.

BancoSol ha realizado este año una importante inversión para dinamizar las plataformas remotas desde el inicio de la pandemia. Pero más allá de pensar en la intermediación financiera, los esfuerzos se han concentrado también en revitalizar la economía de sus clientes.

Además de ello, la inversión más fuerte estuvo destinada a la creación del Centro de Innovación Digital que, entre otras cosas, ha permitido que un centenar de sus clientes cuenten con modernos sitios web para proyectar sus negocios al mundo digital.


Banco Unión mejora sus servicios digitales

El Banco Unión, durante la cuarentena, además de impulsar la seguridad de sus recursos tecnológicos, ha desarrollado el software que permite la apertura de cuentas de ahorro en línea, que están activas desde el momento mismo en el que se habilita la aplicación y ya cuenta con la Banca Digital. Esto evita que las personas se expongan a un posible contagio de Covid-19.

Tanto la plataforma UNINet Plus como la aplicación UNIMovil Plus ofrecen la posibilidad de saber los saldos y movimientos de cuenta, hacer transacciones a cuentas de clientes del mismo banco o de otras entidades, realizar pago de servicios, habilitar las tarjetas para compras por internet o para usarlas en otros países y hacer pagos a través de códigos QR.

Entre enero y septiembre se realizaron 34.625.905 transacciones en los canales UNINet Plus y UNIMovil Plus, mayor a los 20.357.086 del 2019. Las operaciones más frecuentes son las transferencias a terceros y a otros bancos, además del pago de servicios.